Proyecto: Casa Hogar Familia

compartir
casa hogar header

CASA HOGAR FAMILIA

Haciendo realidad el derecho a tener una familia

ima1

Residentes de larga permanencia

En una primera etapa (2003 – 2010) la Casa Hogar tuvo por objetivo brindar atención integral a niños que se encontraban en estado de abandono, sin ningún referente familiar, manteniéndolos en la Casa Hogar con un plan de larga permanencia. Se llegó a acoger a 38 niños que fueron distribuidos en 4 casas para familiares.   Durante este período el proyecto estuvo sostenido por la Asociación Solaris Perú y la modalidad de financiamiento provenía del padrinazgo de familias del extranjero.

Hacia un enfoque de transitoriedad

En el año 2011 y con 15 niños residentes, se da inicio a una segunda etapa, donde el proyecto fue asumido por la Asociación Familia Para el Desarrollo Comunitario. Para FyD esto significó iniciar una profunda reflexión sobre los orígenes de la negligencia y el abandono infantil, como de las situaciones generadoras de marginalidad en la sociedad. Producto de esa reflexión, publicamos un estudio denominado: Casa Hogar Familia, una experiencia para aprender.

La principal lección aprendida confirmó y estuvo en concordancia con la normativa y disposiciones de protección nacional e internacional: el derecho e interés superior del niño a ser parte de una familia. Es entonces que, teniendo como referencia un análisis de situación y propuestas de la casa hogar, se produce un cambio de enfoque, pasando de uno que recomendaba la larga permanencia a otro que recomendó la transitoriedad.

Así, emergió una nueva comprensión institucional de las dimensiones necesarias para cumplir el compromiso de promover la inclusión de los niños, niñas y adolescentes en sus familias nucleares, extensas o adoptivas.

Para los residentes de la Casa Hogar, fue una etapa de interacción permanente con las familias y comunidad, ya para el año 2015 llegamos a insertar a 14 niños y niñas con sus familias, ya sea su propia familia o una familia acogedora. Aún estamos en espera de lograr la reinserción familiar de una adolescente cuyo trámite ya fue iniciado en el INABIF, con el cual se cumpliría el 100% de la meta propuesta.

Tenemos la satisfacción de poder decir que fuimos felicitados por el Ministerio de la Mujer y los diferentes Juzgados que nos visitaron, por las personas que llegaron en algún momento a nuestra casa y por los entes circundantes a nuestro entorno.

Nuestros niños, muchos ya adolescentes, vivieron en un ambiente grato y estamos seguros que no repetirán con  sus familias lo que a ellos les tocó vivir. Ese es nuestro mayor logro y alegría.

Para el proyecto Casa Hogar, significó una demostración de que sí se puede restituir en todos los niños el derecho de pertenecer a una familia, incluso para aquellos quienes parecen estar condicionados a un internamiento prolongado.  Hemos demostrado que podemos hacer realidad un maravilloso postulado: “nunca es demasiado tarde para ayudar a que todos los niños y niñas tengan una infancia feliz. Solo la dedicación, el afecto, la educación y la solidaridad pueden cambiar el curso de una historia infantil dañada por el abandono, la violencia y el abuso”.

"El centro del trabajo con los niños y adolescentes, sean ellos residentes de un CAR o ya sean parte de una familia de acogida o que los haya adoptado, es ayudarlos a centrar sus vidas en sus metas, trabajando por expectativas razonables de logro."

Prevención de la negligencia infantil: Trabajo Comunitario

Una segunda lección fue la prioridad social de prevenir la negligencia y el abandono infantil.y, desde la comunidad prevenir el abandono infantil y asegurar una transición positiva hacia y desde la adolescencia.

La actitud por prevenir el abandono infantil, condicionó desde el año 2013, una postura de acercamiento a la comunidad circundante al proyecto, así elegimos el centro poblado La Era, conformado por 6 etapas, en la que aproximadamente habitan unas 16 mil personas.

Es por ello que, a partir del año 2013 nuestra intervención se orientó hacia dos objetivos:

  • La reinserción familiar (nuclear / extensa / adoptiva) de los niños acogidos en la Casa Hogar Familia; y,
  • El fortalecimiento de las capacidades de las familias en situación de vulnerabilidad del Centro Poblado La Era, a fin de reducir el riesgo de la negligencia y abandono infantil.

Todo este trabajo preventivo desde la comunidad conllevó a que menos niños tengan que ser separados de sus familias y enviados a instituciones, donde no siempre se garantiza de una manera adecuada la continuidad de los vínculos afectivos entre el niño y su familia.

"La experiencia de la Casa Hogar Familia muestra que sí es posible que las niñas, niños y adolescentes en situación de abandono, realicen el derecho a ser parte de una familia."